Compras, gastos e inversión

En contabilidad, como en otras muchas disciplinas, no siempre 2 más 2 son 4. Parece raro en una materia a la que se tiende a asimilar a las matemáticas ¿a qué si?

La verdad es que no tiene tantas cosas en común con las matemáticas como a primera vista puede parecer….

Por eso, hay casos en los que la respuesta a una pregunta concreta no puede ser otra que “depende” (lo cual es impensable en la ciencia exacta).

Esta respuesta se da, en muchas ocasiones, al intentar determinar a priori si una operación es una compra, un gasto o una inversión:

  • La compra de una partida de impresoras ¿se contabiliza en la cuenta de “compras” o en la de “equipos de procesos informáticos”? Pues depende.
  • La compra de gasoil ¿se contabiliza en la cuenta de “otros servicios” o en “compras”? Depende
  • La compra de un camión ¿se contabiliza en la cuenta de “elementos de transporte” o en “compras”? Depende también.
  • La compra de tornillos ¿se contabiliza en la cuenta de “otros servicios” o en “compras”? Otro depende más.

¿Y sabes de qué depende? De una cosa: de la actividad de la empresa. Más exactamente: de la finalidad que se le va a dar al elemento teniendo en cuenta la actividad de la empresa.

Si. Dependiendo de la actividad a la que se dedique la empresa y del uso que se le vaya a dar al bien adquirido una misma operación tendrá un tratamiento contable u otro:

Siguiendo el primer ejemplo anterior: Si la empresa se dedica a la compraventa de productos informáticos, las impresoras que adquiera serán “compras” siempre que las destine a su venta.

Sin embargo, se contabilizarán en la cuenta de “equipos de procesos informáticos” si No las compra para vender, lo cual ocurrirá en dos casos:

1.- La actividad de la empresa no es la venta de impresoras.

2.- La actividad de la empresa si es la venta de impresoras pero éstas no las ha comprado para venderlas sino para usarlas para desarrollar su trabajo de oficina.

Siguiente ejemplo: la compra de gasoil.

Igual que en el caso anterior, si la empresa es una gasolinera la adquisición de gasoil será una “compra” porque se va a destinar a su venta.

Por el contrario, se contabilizará en la cuenta de “otros servicios” cuando no se adquiere para venderlo:

1.- Porque la actividad de la empresa no es la de vender gasoil.

2.- Porque ese gasoil concretamente no es del tipo del que vende al público, sino que solo lo usa en sus elementos de transporte.

 

Definición de compra, gasto e inversión

Básicamente, y para el tema que nos ocupa, son 3 las categorías a las que puede pertenecer un mismo elemento en función de la finalidad que se le dé: compra, gasto o inversión.

Compras: Son los bienes o servicios que se adquieren para venderlos con o sin transformación.

Ejemplos: las mesas en una tienda de muebles, las gafas en una óptica, los folios en una papelería, los coches en un concesionario de vehículos, la fruta en un supermercado, los hornos en una tienda de maquinaria de hostelería….

Una de sus características más importantes es que son inventariables, es decir, a fin de año habrá que hacer su recuento físico para determinar el beneficio o la pérdida del ejercicio con exactitud.

Gastos: Son los bienes y servicios que aportan utilidad a la empresa por un período inferior al año (se consumen) y que no se adquieren para venderlos.

Ejemplos: el alquiler de la oficina, el suministro eléctrico, la cuota del asesor fiscal, el teléfono, las pequeñas reparaciones….

Inversión: Son los bienes que necesita la empresa para desarrollar su actividad y que le reporta utilidad por un plazo superior al año.

Forman parte, precisamente por eso, del Activo de la entidad.

Ejemplos: maquinaria, ordenadores, rótulos, vehículos, el edificio propiedad de la empresa…..

Como ves, a la hora de determinar que naturaleza tiene la adquisición de un elemento por parte de la empresa se trata de responder a la pregunta adecuada:

Teniendo en cuenta la actividad de la empresa ¿a qué va a destinar ese bien?

Esta pregunta puede tener solo una de estas tres respuestas:

  • A su venta: se trata entonces de una compra de mercancía.
  • A su consumo: se tratará de un gasto corriente
  • A formar parte de su activo: estamos, por tanto, ante una inversión.

 

Eva Zamora

www.contabilidae.com Desde esta web Eva Zamora enseña contabilidad online a todo el que necesita aumentar sus posibilidades de conseguir trabajo, entender mejor los números de su empresa o aprobar, por fin, ese examen que se le resiste. ¿Eres tú uno de ellos? Pues decídete: conseguirás tu objetivo desde la comodidad de tu casa.>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *