Consecuencias del estrés laboral

El estrés se ha convertido en uno de los principales problemas ligados a nuestra vida laboral. Anteriormente, sólo relacionábamos el estrés laboral con director o gerente de la empresa que pasaba largas horas en su oficina o viajando.
Sin embargo, la situación ha cambiado y ya no sólo los grandes empresarios sufren el temido estrés laboral, sino que los empleados de cualquier rango se ven involucrados en situaciones estresantes frecuentemente. Las largas jornadas laborales, la incompatibilidad con la vida familiar y la propia presión de la compañía han provocado que el nivel de estrés aumente en muchos trabajadores.

No sólo estas situaciones provocan estrés en los empleados, sino que hay muchas causas no tan evidentes que explican cómo el estrés se ha convertido en una epidemia prácticamente mundial.

Sin embargo, hoy queremos compartiros las consecuencias que puede entrañar para un individuo, estar sometidos constantemente a situaciones estresantes. Si no sabemos controlar nuestro nivel de estrés, nuestro organismo puede verse alterado de manera alarmante, creado diversos desajustes corporales.

Problemas respiratorios

Al igual que muchos actos nocivos para nuestro cuerpo como fumar o llevar una vida sedentaria, el estrés también ataca a nuestro sistema respiratorio.

Son ya conocidas las hiperventilaciones que acompañan a los episodios de estrés o ataques de ansiedad, dificultando la respiración. El individuo afectado por un episodio de hiperventilación nota una falta de aire en sus pulmones, creando una respiración fuerte y continua que puede derivar en un estado crónico de respiración excesiva.

Problemas de sueño

Uno de problemas típicos que causa el estrés en nuestra salud es el insomnio. Cuando el estrés es prolongado, la incapacidad para conciliar el sueño aumenta provocando serios desórdenes en nuestro cuerpo.

Es bien sabido que, para que nuestro cuerpo descanse correctamente, debemos dormir entre 7 y 8 horas diarias de media. Algunas personas necesitan más descanso que otras, pero la incapacidad de dormir provocada por el estrés altera nuestro organismo provocando fatiga, malestar, mal humor y en algunos casos, depresión.

Problemas familiares

Muchos síntomas del estrés se hacen más latentes cuando afectan a nuestra vida social. Solemos tomar los episodios de estrés como algo cotidiano que no podemos evitar. Al fin y al cabo, superar una situación de estrés o dormir poco durante un tiempo es algo que vemos como algo normal y muchas veces no nos preocupamos por ello.

estres_2

Sin embargo, estrés laboral nos afecta emocionalmente, y eso es algo que nuestro entorno sí que manifiesta. Los episodios de estrés en el trabajo y sus consecuencias antes nombradas suelen a su vez, provocar estados emocionales que repercuten en nuestros seres queridos y que afectan nuestras relaciones sociales.

La ansiedad y la preocupación son estados que ocasionan mal humor, pérdida de vitalidad, disfunción eréctil, pérdida de la libido sexual, etc. Sin duda, estas consecuencias tienen un gran efecto en nuestras relaciones personales, por lo que debemos conocer los límites de nuestro nivel de estrés y combatirlo con el objetivo de frenar estos estados emocionales tan nocivos.

Problemas gastrointestinales

Otros de los problemas derivados del estrés en el trabajo son los que afectan a nuestro aparato digestivo. El estrés continuado suele ocasionar problemas en el intestino que repercuten en la absorción de nutrientes o en el flujo sanguíneo.

Las úlceras intestinales o el estreñimiento son algunos de los trastornos más frecuentes cuando sometemos a nuestro cuerpo a un estado de estrés prolongado.

 

 

Jose Gómez

www.alicanteasesoria.es Experto en Marketing Digital y graduado en Psicología. Combino mis dos pasiones en LoboCom Sistemas y en Alicante Asesoría, dónde hablo de marketing, asesoramiento de empresas y recursos humanos.>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *